El ministro dijo que las cifras son positivas para el sector turístico de Baja California, a pesar de las continuas advertencias de viaje emitidas por el gobierno de EE. UU., ya que hubo un aumento del 8% en la ocupación hotelera en el primer trimestre del año. .

Dijo que se espera tener un buen verano ya que ese porcentaje de ocupación hotelera se comparó con el 2019, es decir, en pre pandemia, lo que habla de la recuperación que se tiene.

El funcionario mencionó que la gente esta regresando a este destino y Baja California está listo para darles la bienvenida.

Vamos bien comentó, ya que los números van en incremento tanto en ocupación hotelera como en visitantes, por lo que prefiere hablar de números y no de las alertas que se emiten.

Agregó que los principales retos que se enfrentan son la diversificación de los productos, mejorar el servicio y trabajar en traer inversiones hoteleras.

 

Deja un comentario